Recetas Panarras
Leave a comment

Pan Rústico al estilo catalán con harina de trigo

receta pan rústico

«El pan rústico catalán es mejor que nuestro pa pagés eivissenc. «

¿Cuánta razón tiene tal afirmación? Es cierto que muchas personas provenientes de la península consideran nuestro pa pagés como un pan extraño, de poca fermentación, demasiado consistente y soso. Sin embargo, para nosotros los ibicencos, nuestro pa pagés es delicioso, sabroso y muy aromático.

Y es que cada cultura tiene su propia gastronomía. La costumbre crea el gusto y es normal que aquello que nos resulta desconocido nos choque en un primer momento.

Hoy en día, afortunadamente, se está alzando una revolución para recuperar el pan como se elaboraba tradicionalmente; el pan de nuestros abuelos. Y esta nueva «ola panarra» nos ofrece una variedad inmensa de panes tanto tradicionales de cada localidad como recetas innovadoras que incluyen ingredientes como la quinoa, la cúrcuma o el carbón vegetal (entre muchos más).

Nosotros os alentamos a que probéis diferentes tipos de panes y entrenéis vuestro paladar, pues de la apreciación de la variedad podréis distinguir infinidad de características que harán de la degustación de un alimento tan sencillo y básico como es el pan; un placer absoluto.

Así pues, hoy compartimos con vosotros una receta para elaborar un pan rústico parecido al que se elabora en Cataluña, con harina de trigo blanca y sal.

Ingredientes:

Pre fermento:

  • 65 g de harina de fuerza
  • 35 g de agua
  • 2 g de levadura fresca

Masa:

  • 450 g de fuerza
  • 50 g de harina integral de centeno
  • 350 g de agua
  • 100 g de pre fermento
  • 10 g de sal
  • 1 g de levadura fresca

Preparación del prefermento:

El día antes preparamos el prefermento.

Diluimos la levadura en el agua y mezclamos bien con la harina. Amasamos un par de minutos hasta que la masa esté elástica y boleamos. Colocamos este prefermento en un bol engrasado ligeramente con aceite, tapamos con papel film transparente y dejamos en la parte alta de la nevera.

receta pan rústico

Preparación de la masa:

Sacamos el prefermento de la nevera y en un bol grande, mezclamos todos los ingredientes, exceptuando la sal, y procedemos a realizar el amasado.

Podemos realizarlo de manera manual, o con el robot de cocina con la herramienta de gancho. En ambos casos procederemos al amasado unos 10 minutos.

Si realizamos el amasado de manera manual lo haremos con la técnica del amasado francés

Amasado francés: podéis ver los pasos del amasado en anteriores publicaciones de recetas de pan en nuestro blog

Cuando la masa ya esté lista, boleamos, la colocamos en un bol grande engrasado con aceite y  cubrimos el bol con papel film.

Dejamos leudar la masa de nuestro pan rústico aproximadamente dos horas y media hasta que haya doblado su  volumen, aproximadamente una hora, a unos 20ºC

Pasado el tiempo de reposo, sacamos la masa del bol con cuidado, para no quitarle el aire y la colocamos sobre la superficie de trabajo ligeramente enharinada.

Boleamos, tapamos la masa con un trapo húmedo y dejamos reposar unos 20 minutos.

Procedemos de nuevo a realizar un boleado y colocamos la masa en un banneton o recipiente redondo. Dejamos toda la noche en la nevera. Aproximadamente unas 15 horas.

Colocamos una bandeja de horno en la parte inferior del horno y otra justo arriba.

Precalentamos el horno a 240 ºC con calor arriba y abajo, sin aire, durante 40 minutos. Y 5 minutos antes de introducir el pan, añadimos un vaso de agua caliente en la bandeja inferior.

Colocamos una lámina de papel de horno sobre una bandeja. Sacamos el banneton de la nevera y con mucho cuidado y la ayuda de una cuchilla le damos unos bonitos cortes al pan.

Horneamos nuestro delicioso pan rústico durante 15 minutos a 250 ºC sin aire. No abriremos la puerta para evitar que el vapor se escape.

Transcurrido este tiempo, abrimos la puerta para liberar todo el vapor que quede en el horno, cerramos la puerta, bajamos la temperatura a 230 ºC sin aire y seguimos 10 minutos.

Transcurridos los 10 minutos, bajamos la temperatura a 190 ºC sin aire y seguimos otros 25 minutos.

Pasados los 50 minutos de cocción, apagamos el horno, abrimos la puerta y dejamos el pan dentro del horno durante 20 minutos para que se seque.

Dejamos enfriar nuestro pan rústico completamente en una rejilla.

Esperamos que esta receta os guste mucho y os salga muy bien.

¿Qué opináis vosotros del pan ibicenco y el pan catalán? ¿Consideráis que uno es mejor que el otro? ¿Cuál es vuestro tipo pan favorito?

Comparte tu opinión abajo en los comentarios o dinos lo que piensas en nuestra página de facebook. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.