Recetas Panarras
Leave a comment

Receta para un pan de molde SIN GLUTEN

Pan de molde sin gluten con nutella

¡Buenos días a todos! ¿Os apetece un par de rebanadas de pan de molde sin gluten?

Sabemos que muchos de vosotros sois celíacos o intolerantes. Por eso mismo, vamos compartiendo recetas aptas que podáis elaborar en casa, como este pan de molde dulce sin gluten.

En este post os presentamos una receta dulce, dulce, de miga esponjosa, suave e ideal en meriendas para golosos (con nutella está para morirse). 😛

¿Os animáis?

Ingredientes

  • 500 g de harina sin gluten
  • 10 g de levadura seca de panadería sin gluten
  • 35 g de azúcar
  • 10 g de sal
  • 30 g de mantequilla
  • 300 ml de leche

Preparación:

En un bol mezclamos la harina, el azúcar y la levadura.

En la batidora eléctrica con la herramienta de gancho, batimos la mezcla de harina con la mantequilla i la mitad de la leche.

Pan de molde sin gluten

Cuando observemos que los ingredientes empiezan a integrarse, añadimos el resto de la leche y la sal y seguimos batiendo unos 5-8 minutos, hasta que obtengamos una masa ligeramente pegajosa y brillante.

Traspasamos a una superficie de trabajo y procedemos a realizar el amasado francés unos 5 minutos.

Boleamos y colocamos la masa en un recipiente de plástico cuadrado o rectangular, ligeramente engrasado con aceite.

Tapamos con un trapo de cocina y dejamos leudar una hora aproximadamente.

Forramos un molde rectangular de unos 23 cm de largo, con papel vegetal. Reservamos.

Pasado el tiempo de fermentación, volcamos la masa sobre la superficie de trabajo ligeramente enharinada y sin apenas trabajarla, la enrollamos sobre ella misma para darle forma alargada. Colocamos en el molde rectangular, tapamos de nuevo y dejamos leudar una hora más.

Precalentamos el horno a 220 ºC y colocamos una bandeja de horno en la parte más baja.

Pintamos la parte superior de nuestro pan de molde sin gluten y colocamos en el horno. Añadimos agua caliente en la bandeja que hemos colocado previamente y horneamos unos 20 minutos o hasta que veamos que se forma la corteza y el pan adquiere un tono dorado.

Dejamos enfriar completamente en rejilla.

Tip: Si lo cortamos en rebanadas y lo ponemos en una bolsa de cierre hermético, podemos conservarlo sin problemas unos 4-5 días..

Como siempre, os pedimos que no os olvidéis de publicar vuestros resultados en nuestro facebook, compartir el post con vuestros amigos o comentarnos en la entrada si tenéis alguna duda.

¡Feliz martes! 😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.