Recetas Panarras
Leave a comment

Pan para bocadillos

De miga suave y esponjosa

Para estos días de verano, en los que nos los pasamos en la playa y queremos llevarnos la comida preparada de casa, estas barras de pan son ideales para bocadillos. La corteza es crujiente y la miga muy suave, aireada y esponjosa. El doble leudado es un paso importante para que obtengamos este resultado, pero nosotros no tendremos que trabajarla casi nada. Así que son muy fáciles de preparar y podemos hacer más de la cuenta, y congelarlas.

 

Ingredientes 

(para 4 barras medianas o 2 barras grandes)

  • 500 g de harina de fuerza
  • 10 g de sal
  • 36 g de levadura fresca o 10 g de levadura seca
  • 370 ml de agua fría
  • Aceite de oliva

Preparación:

Engrasamos ligeramente un recipiente de plástico cuadrado o rectangular con aceite de oliva (la forma cuadrada del recipiente nos ayuda a formar la masa) Reservamos.

En un bol mezclamos la harina, la sal y la levadura. Añadimos tres cuartas partes del agua y con la batidora eléctrica amasamosa a velocidad lenta (si lo hacemos de forma manual, amasaremos hasta que el agua esté totalmente integrada). Añadimos el resto del agua y seguimos amasando a velocidad media unos 5-7 minutos o hasta que la masa esté elástica, brillante y ligeramente pegajosa.

Nos engrasamos ligeramente las manos con aceite. Volcamos la masa resultante en el recipiente que hemos preparado previamente. Tapamos con un trapo húmedo y dejamos leudar una hora aproximadamente en un sitio cálido (yo acostumbro a ponerlo al lado de un radiador, o podemos ponerlo en el horno a 30ºC)

Preparamos 2 bandejas para horno con una lámina de papel de horneado en cada una de ellas.

Tip: para que se nos quede bien adherido el papel, con un pincel pintamos ligeramente con aceite las bandejas y colocamos el papel encima, quedará bien sujeto 

Pasado el tiempo, engrasamos la superficie de trabajo con un poco de aceite de oliva y volcamos la masa resultante. Veremos que está pegajosa, pero que es suave, y tiene bastante aire.

Tip: En este paso, es importante no amasarla, porqué sino todo el aire que hemos conseguido con el leudado, lo perderemos.

Con una espátula grande la volteamos un par de veces y seguidamente la cortamos en 2 o 4 piezas. Comenzamos a darle forma a cada una de ellas haciéndola rodar suavemente  hasta conseguir un cilindro. Seguidamente empezando desde el centro de la barra seguimos haciéndola rodar hacia los extremos para conseguir que queden más finos y acentuados.

Colocamos 1 o 2 barras encima de cada una de las bandejas. Tapamos con un trapo y dejamos de nuevo leudar 1 hora más.

Rellenamos una bandeja con agua, la colocamos en el horno y precalentamos a 220ºC.

Pasado el segundo leudado, preparamos las bandejas, espolvoreamos con un poco de harina cada una de las barras de pan y les realizamos algunos cortes en diagonal con un cúter para pan o con un cuchillo.

Tip: Si queremos podemos pincelar ligeramente las barras con un poco de agua y añadirle semillas de sésamo o amapola.

Horneamos unos 25 minutos o hasta que veamos que las barras están doradas.  Dejamos enfriar completamente sobre una rejilla. Se conservan perfectamente un par de días.

Como siempre, puedes dejarnos cualquier duda abajo en los comentarios. Si te ha gustado esta receta suscríbete al blog y no te olvides de seguirnos en facebook e instagram. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.