Recetas Panarras
Leave a comment

Pan de Cristal, ¿Te atreves con esta receta?

Pan de Cristal

Pan de cristal

Muchos habréis oído hablar del pan de cristal, otros lo habréis probado en bares o restaurantes. Y es que este tipo de pan se ha vuelto muy famoso ya que llama mucho la atención de quienes lo prueban.

Se llama «pan de cristal» por su textura crujiente. La corteza es finísima y tiene poca miga pero muy suave y alveolada. Tiene forma de chapata un poco más aplastadita.

Se trata de un pan con mucha hidratación (en torno al 90%), difícil de elaborar para quien nunca lo ha preparado ya que no se somete al amasado con las manos. ¿Te atreves con esta receta? 😉

Ingredientes

  • 500 g de harina de fuerza o  gran fuerza
  • 450 g de agua bien fría
  • 8 g de levadura fresca
  • 9 g de sal
  • 25 g de aceite de oliva

Preparación

Con la batidora eléctrica y la herramienta de gancho removeremos la harina a velocidad lenta unos 2 minutos, para airearla.

Este paso es muy importante, no debemos añadir el agua toda de golpe.

Receta pan de cristal

Comenzaremos añadiendo unos 50 g de agua a la mezcla y dejaremos amasando hasta que la absorba completamente.

Una vez veamos que no hay restos de agua, añadimos 100 g más y seguimos amasando de nuevo hasta que esté completamente absorbida a la masa.

Veremos que se va formando una bola y que la textura es homogénea

A partir de este momento, iremos añadiendo el agua en muy pequeñas cantidades, y asegurándonos bien que el agua se va absorbiendo antes de añadir de nuevo más agua. Cuando obtengamos una textura más pegajosa y líquida, agregamos la sal.

Cuando tengamos toda el agua incorporada, añadimos la levadura desmigada sin dejar de amasar.

Finalizamos añadiendo el aceite de oliva y aumentamos la velocidad de la máquina a media-alta.

Tip: no os asustéis por la textura de la masa resultante, ya que será bastante líquida y muy pegajosa. El secreto es no manipularla con las manos.

Engrasamos un recipiente rectangular con aceite de oliva y volcamos la masa. Nos ayudaremos de una rasqueta de plástico para acabar de incorporarla toda.

Tapamos el recipiente con papel film y dejamos leudar una hora aproximadamente.

Pasada este tiempo, procederemos a realizar un primer plegado de la masa.

Sin sacarla del recipiente, con la ayuda de una rasqueta de plástico y realizando movimientos firmes y rápidos plegamos cada uno de los extremos hacia el centro.

Giramos el recipiente 90º y procedemos del mismo modo, con los dos extremos restantes.

Tapamos de nuevo y dejamos leudar uno 45 minutos. Pasado este tiempo realizaremos otro plegado y de nuevo dejaremos leudar otros 45 minutos.

Le damos un último plegado pasado el tiempo, tapamos con film transparente y dejamos en la nevera un mínimo de 12 horas o toda la noche.

Pan de cristal con aceite de oliva

A la mañana siguiente sacamos la masa de la nevera y la dejamos que se atempere unos 15 minutos.

Enharinamos bien la superficie de trabajo y le damos la vuelta al recipiente para que la masa caiga por su propio peso sin tocarla, sobre la superficie enharinada.

Volvemos a espolvorear harina en el top de la masa y con la ayuda de las manos damos pequeños golpes para repartir bien la harina.

Ahora con la ayuda de una rasqueta grande de metal, procedemos a realizar los cortes para hacer las porciones deseadas.  Los cortes tienen que ser firmes y rápidos para que no se nos pegue la masa.

Una vez cortadas las porciones cogeremos la masa por los extremos, con ambas manos, como si fueran dos palas (dedos muy juntos y rectos) y las colocaremos sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal.

Tip: cuando cojamos la masa la encogeremos ligeramente para poder transportarla mejor, y cuando la tengamos sobre la bandeja, la estiraremos de nuevo para devolverla a la forma original.

Precalentamos el horno a 250 ºC calor superior e inferior. Colocamos una bandeja de horno en la parte más baja y una vez tengamos la temperatura y pongamos la bandeja con las masas, verteremos un vaso grande de agua caliente en la bandeja inferior para generar vapor y las barras formen una buena corteza.

Horneamos a 250 ºC unos 10 minutos. Pasado este tiempo, retiramos la bandeja con agua del horno, bajamos la temperatura a 200ºC y seguimos horneando unos 40-45 minutos más, o hasta que veamos que la corteza está dorada y crujiente y al pegarle golpecitos suene hueco.

Retiramos del horno nuestro super pan de cristal y dejamos enfriar completamente.

Si te has atrevido con esta recetaza, ¡Ni se te ocurra olvidar contárnoslo! Puedes hacerlo en nuestro facebook, twitter o instagram. Incluso en Google + =)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.