Recetas Panarras
Leave a comment

Cheesecake de chocolate y fresas

Cheesecake Forn Can Coves

Intensa tarta de queso de chocolate

Una tarta súper fácil de preparar y con un intenso sabor a chocolate. Especialmente disfrutable para los amantes del cheesecake y del chocolate a partes iguales.

La base de la tarta es como una galleta gigante de chocolate, crujiente por fuera y ligeramente blandita por dentro. ¿se puede pedir más?

Es deliciosa, muy sabrosa y la combinación de la cremosidad del relleno con el crujiente de la galleta es espectacular.

 

Ingredientes:

Base de galleta

  • 75 g de mantequilla
  • 75 g de chocolate variado, chocolate negro (70 %) y chocolate con leche
  • 150 g de harina
  • 2 cucharadas de cacao
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 1/4 de cucharadita de bicarbonato
  • 110 g de azúcar mascabado claro
  • 1/4 de cucharadita de vainilla en polvo
  • 1 huevo

Relleno queso

  • 200 g de chocolate negro (70%)
  • 200 g de chocolate con leche
  • 300 g de queso de untar
  • 45 g de azúcar
  • 2 1/2 cucharadas de café cargado
  • 350 ml de nata líquida para montar
  • 10-12 fresas frescas para decorar

Preparación:

Preparación de la base de galleta:

Precalentamos el horno a 160 ºC. Untamos un molde desmontable de 18 cm de diámetro.

Derretimos la mantequilla y la dejamos enfriar. Picamos el chocolate.

Mezclamos la harina, el cacao, la sal y el bicarbonato. Reservamos.

Mezclamos la mantequilla derretida, el azúcar y la vainilla en otro bol más grande. Agregamos el huevo y batimos. Tamizamos la mezcla de harina y la mezclamos con el chocolate picado hasta que obtengamos una masa

Extendemos la masa en la base del molde presionándola y horneamos 20-23 minutos. Dejamos enfriar.

Preparación del relleno de queso:

Picamos el chocolate y lo derretimos. Dejamos enfriar un poco.

Batimos el queso, el azúcar y el café hasta obtener una mezcla cremosa. Incorporamos el chocolate derretido con una espátula y mezclamos hasta obtener una masa homogénea.

Montamos la nata y la incorporamos a la masa hasta que quede bien mezclada

Vertemos la masa sobre la base de galleta, la alisamos con una cuchara o una espátula acodada, la tapamos con film y la ponemos en la nevera 4-6 horas (o toda la noche), hasta que el relleno se solidifique.

Sacamos la tarta del frigorífico y la desmoldamos con cuidado. Calentamos el molde un poco con las manos, por fuera y así nos resultará más fácil.

Adornamos con las fresas en el top.

Se conservará en la nevera perfectamente un par de días.

Tip: Podemos colocar un molde del revés para cubrir la tarta en la nevera y así evitar que se nos ablande.

Si te ha gustado esta receta no dudes en probarla y compartirla con nosotros abajo en los comentarios o en nuestra página de Facebook e Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.