Nuestros Productos
Leave a comment

La Greixonera; puro sabor y textura

greixonera

¿Tú también disfrutas con un buen pedazo de greixonera?

La greixonera es uno de los productos típicos de la repostería autóctona de las Pitiüses. Antiguamente esta receta se preparaba para aprovechar los restos de pan duro. Más adelante, se sustituyó el pan por ensaimadas del día anterior, consiguiendo pues, una greixonera aún más dulce y sabrosa.

La greixonera se puede preparar, por supuesto, con ensaimadas recién hechas, Sin embargo, ¡La idea es utilizar las ensaimadas que no se hayan consumido los días anteriores y así aprovecharlas para hacer este delicioso postre!

greixonera-forncancoves

Ingredientes (greixonera para 4 personas):

  • 1 litro de leche
  • 4 ensaimadas
  • La corteza de un limón
  • 400 gramos de azúcar (puede ser azúcar moreno, según el gusto de cada uno)
  • Un ramillete de canela en rama
  • Media copa de anís dulce

Preparación:

En primer lugar, herviremos la leche añadiendo y mezclando el azúcar, la corteza del limón y la canela. Una vez hervida, dejaremos enfriarla, sacaremos la ramita y los trozos de corteza del limón.

En un recipiente a parte, pondremos los huevos batidos, desmigajaremos las ensaimadas (no hace falta hacer trozos muy pequeños pues éstos se desharán con la leche) junto a la media copa de anís. Una vez añadidos estos tres ingredientes, añadiremos también la leche (que deberá estar ya fría) y mezclaremos todo bien.

Escogeremos el molde que vayamos a meter en el horno y caramelizaremos 100 gramos de azúcar en él, debemos fijarnos en que nos quede bien oscurito. Una vez caramelizado, añadiremos al molde la mezcla anterior.

Finalmente, meteremos el contenido en el horno y lo dejaremos durante 45 minutos a 180º. ¡Ojo!, dependiendo del horno que cada uno tenga en casa, el tiempo de cocción puede variar notablemente. Recomendamos ir vigilando la greixonera de vez en cuando.

Como puedes ver, es una receta bastante fácil y se puede hacer perfectamente en casa.

Un truquito que gusta a muchos, es el de espolvorear un poquito de canela o azúcar moreno antes de servir.

Como curiosidad, hay personas a las que les gusta la greixonera recién hecha, por su condición más blanda y gelatinosa. No obstante, muchas otros prefieren comerla al día siguiente, por la consistencia más compacta que presenta. ¿A ti como te gusta más?

¿Te apetece?

Quiero un pedazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.